¿La redacción es fácil?

Dicen que el terror de un escritor es ver una hoja en blanco, pero de hecho que su preocupación gira, más, en torno a la falta de inspiración y no a las fallas gramaticales u ortográficas que podrían tener.

El director de la carrera de Comunicación Social de una universidad boliviana, hace unos años, contó: que decidieron excluir el área de matemática, por el elevado número de reprobados en la prueba de ingreso; suponiendo que era la mayor dificultad para los aspirantes. Menuda sorpresa, los resultados no cambiaron.

En etapa escolar, lamentablemente, se le da mayor valor a la matemática que a la gramática. Es común ver reclamos por un mal docente de materias exactas que por uno de literatura. En Bolivia pareciera que se incentiva todo, pero muy poco la comunicación escrita. Considero, que es una de las razones para que los estudiantes lleguen a la universidad arrastrando problemas de redacción.

Existen profesiones donde la matemática queda eximida y  otras, como comunicación social, donde es un requisito. También, es cierto que hay personas que sin saber leer ni escribir perfectamente pueden sumar y restar.

La interconexión a consecuencia de la  tecnología, en los últimos años, nos forzó a  escribir con más frecuencia. Y las falencias en la redacción se hicieron muy evidentes. Para muestra, en la red social Facebook.

En el colegio, nos inculcaron miedo a los números más no a las letras. Si el Álgebra de Baldor que usó tu abuelo, hoy, lo sigue usando tu hermano menor;  ya vamos en la vigesimotercera edición del diccionario de la Real Academia Española. Y aun así, se sigue ignorando que la redacción  implica un eterno aprender.

Entonces, ¿la redacción es fácil?: diría que sí. Lo difícil es hacerlo correctamente, tras haber tenido falta de incentivo en la escuela. Una sola maestra que realmente se esforzó en enseñarte gramática y fue casi al terminar la secundaria. Y, después de que a tus papás les entusiasmara mucho más que fueras bueno en matemática: ¡Claro!, que resultará difícil redactar.

Muchos tuvieron que llegar a la universidad para tener un docente que demostró su vocación y les ayudó a encontrar su estilo de redacción.

A algunos, puede que no les preocupe la situación. Pero, para los que cursamos la carrera de “Comunicación”  es un  requisito intrínseco,  más, en un país donde aún no queda claro nuestra labor.

La redacción hace tu marca personal y herramientas que permiten mejorarla hay bastantes. Asimismo, todos sabemos que llenar una hoja en blanco es la más aconsejada.

Autor: Tania Cayo

Soy titulada de la carrera de Comunicación Social de la Universidad Mayor de San Simón de Cochabamba – Bolivia. Cuento con más de ocho años de experiencia en el área de comunicación organizacional. A partir de “Mi Comunicología”, busco compartir conocimientos desde mi experiencia, ideas, propuestas y todo lo que en el camino se me ocurra en el ámbito comunicacional.

Deja un comentario